Redes sociales

                                       siguenos en facebook   Canal de youtube   siguenos en Twitter   Sígueme en Pinterest    sígueme en Instagram

SUSCRIBIR

miércoles, 29 de marzo de 2017

1888. Roundhay Garden Scene/ La escena del jardín de Roundhay.

Título: Roundhay Garden Scene/ La escena del jardín de Roundhay.
Año: 1888
Pais: Reino Unido
Dirección: Louis Aimé Augustin Le Prince 
Guión: Louis Aimé Augustin Le Prince
Dirección de Fotografía: Louis Aimé Augustin Le Prince 
Música: ————
Productora: Whitley Partners

Duración: 2”





Sinopsis: Louis Aimé Augustin Le Prince  en el jardin junto a su familia.


La película en conservación más antigua del mundo ( se sabe de la existencia de otras anteriores). La escena del jardín de Roundhay consta de veinte fotogramas y una duración total en movimiento de 1,66 segundos. Esto varía dependiendo de a cuántos fotogramas se reproduzca. Según contó su hijo,  Le Prince, había rodado la escena con una única lente y una película de papel a doce cuadros por segundo pero, la edición digital remasterizada por el National Media Museum británico que puede verse hoy en día, corre a 24,64 cuadros por segundo, siguiendo la cadencia de la cinematografía moderna, y dura poco más de 2 segundos.

 Le Prince conseguiría adelantarse dos años a la presentación de un prototipo del cinematógrafo de Thomas Edison (20 de mayo de 1891) y siete años antes del “nacimiento del cine” (28 de diciembre de 1895). Nuestro pionero del cine nació en Metz (Francia), estudió  química y física en la Universidad de Leipzig en Alemania, más tarde buscaría su camino en la fotografía y la pintura. Esta pasión debe su influencia en gran parte por su padre, al vivir prácticamente toda su juventud en un taller fotográfico, adquiriendo conocimientos sobre el funcionamiento de los *daguerrotipos (proceso por el cual se obtiene una imagen en positivo a partir de una placa de cobre, recubierta de yoduro de plata). En 1866, un viejo amigo de la universidad llamado John Witney le ofrece trabajo en su empresa de ingeniería Withley Partners. Su experiencia laboral se inicia en el departamento de diseño y más tarde el de válvulas. Por aquellos tiempos, Le Prince, terminará casándose con la hermana de John, Elizabeth, también estudiante de arte. El interés común de ambos motiva la creación de la Escuela de Artes Aplicadas en 1871, adquiriendo fama por sus trabajos transfiriendo fotografías a objetos de cerámica. Cuatro años más tarde entra en contacto con los experimentos fotográficos de Muybridge (fotografiaba un caballo en diferentes etapas de su galope proporcionando una vista completa de todo el trayecto, dando un símil de imagen en movimiento) y comienza su interés hacia la creación de una cámara que capte el movimiento. 

En 1882 se traslada a New York, representando a la empresa Whitley Partners en EEUU, su cometido era vender unas patentes relacionadas con la empresa americana. Ya en Norteamérica, comienza a trabajar como agente de Monitor and Merrima Panorama, un grupo de artistas dedicados a la creación de panoramas circulares gigantescos de batallas famosas. Le Prince entabla amistad con el director del centro estudiantil New York Institute for the deaf,  dando acceso a sus talleres para los experimentos, este contacto se debe también en gran medida por su mujer, quien ejercía la docencia en aquella escuela. Sus prácticas le llevan a terminar su primera cámara en 1886,  una máquina altamente compleja de dieciséis objetivos.  Un par de años más tarde, en Reino Unido, crea una segunda cámara de un solo objetivo, lo que otorga un gran salto de calidad, pues su primer invento generaba problemas debido a la cantidad de objetivos, ofreciendo puntos de vista ligeramente distintos, dando lugar a  una proyección de fotogramas entrecortados. Le Prince rueda Roundhay Garden Scene, el 14 de octubre de 1888. Por desgracia para el francés, nunca pudo presentar sus trabajos de manera pública en Estados Unidos, ya que desapareció misteriosamente en un tren el 16 de septiembre de 1890, sin que su cuerpo, ni su equipaje fueran encontrados. Sin embargo, sus cintas lograron ser recuperadas gracias a un asistente. Las curiosas circunstancias de su desaparición encajan perfectamente dentro del cine Negro. En 1890, pide a su mujer (quien sigue viviendo en Nueva York) la búsqueda de un local para presentar su invento. Antes de reencontrarse con su familia, Le Prince decide visitar a su hermano a Dijon (Francia), llega al destino indicado, pero  desaparece unos días mas tarde tras coger un tren hacia París, donde lo esperan unos amigos.  Louis sube al tren, pero ningún testigo parece haberlo visto bajar,  no existen evidencias de altercados, ni encuentran su equipaje.  Las investigaciones de la policía británica y francesa no  ayudan en nada para clarificar su paradero,  por lo que tras siete años de búsqueda, las autoridades deciden declararle como fallecido. 

Debido a la falta de pistas en torno a su desaparición surgen todo tipo de conspiraciones:  Según un sobrino nieto de Le Prince (en conversaciones con el historiador de cine Georges Potonniée), se plantea el suicidio debido a la quiebra de sus empresas, pero es el propio historiador quien contradice esta versión pues al parecer, los negocios de nuestro misterioso pionero eran rentables; Una segunda teoría plantea un fratricidio realizado por Albert, motivados por la herencia de su madre ; y la tercera teoría, un año después de la desaparición del director francés, Thomas Edison patenta la primera cámara de cine (el kinescopio) y por tanto se cree víctima de la guerra de patentes. 

Por añadir más información debo decir que, en 1898, Adolphe, uno de los hijos de Le Prince, actúa como testigo en un juicio contra Edison intentando demostrar que no fue él quien inventó la primera cámara. Edison gana el juicio, pero la sentencia es recurrida y termina siendo anulada por el tribunal de apelaciones, que prohibe a Edison establecer un monopolio. En esa época, Adolphe aparece muerto de un tiro en circunstancias poco claras. En 2003, se descubre en los archivos de la policía de París una fotografía de un ahogado, fechada en 1890, que se parece a Le Prince. Unos años más tarde, en 2008, la revista de ciencia y tecnología Materials Today publica un texto (abajo dejo el documento  en cuestión), en él se habla de un cuaderno personal de Edison, atribuyéndose  el encargo de asesinato de Le Prince con estas palabras: «Eric me ha llamado hoy desde Dijon. Está hecho. Prince ya no existe». En cualquier caso, este texto contiene inexactitudes históricas que invitan a pensar que es una narración ficticia. 


Ahora bien, es mi deber informar que ninguna teoría en torno a la muerte o desaparición de Le Prince ha sido confirmada, son meras hipótesis, el único motivo de su divulgación es la mera curiosidad por el misterio al rededor de su desaparición. 


*Daguerrotipos: Proceso por el cual se obtiene una imagen en positivo a partir de una placa de cobre recubierta de yoduro de plata. Tras ser expuesta a la luz, la imagen latente se revelaba con vapores de mercurio, que daba como resultado una imagen finamente detallada con una superficie delicada que había de protegerse de la abrasión con un cristal y sellarse para evitar que se ennegreciera al entrar en contacto con el aire.)

2 comentarios:

  1. Cuanta intriga deja esta historia. Me gusta este tipo de publicaciones.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, dentro de poco contaremos la primera "película sonora" de la historia del cine.

    ResponderEliminar