Redes sociales

                                       siguenos en facebook   Canal de youtube   siguenos en Twitter   Sígueme en Pinterest    sígueme en Instagram

martes, 25 de abril de 2017

Scanners / Scanners: Su sólo pensamiento podía matar / Telepatía: Mentes destructoras.

Título: Scanners / Scanners: Su sólo pensamiento podía matar / Telepatía: Mentes destructoras 
Año: 1981
Pais: EEUU
Dirección: David Cronenberg
Guión: David Cronenberg
Dirección de fotografía: Mark Irwin
Música: Howard Shore
Productora: Metro Golden-Mayer (MGM)
Duración: 102’
Edición Dvd: A contracorriente


Sólo 237 personas en todo el mundo son "scanners", seres humanos con unos extraordinarios poderes mentales. Darryl Revok, el más poderoso, es el jefe del grupo. Todos ellos son capaces de controlar las mentes de los demás y pueden provocar terribles sufrimientos a sus víctimas. Cuando el doctor Paul Ruth descubre un scanner con más poderes que Revok, decide utilizarlo para acabar con el grupo. 

Estamos ante uno de los genios del terror actual, si bien Carpenter domina el campo del terror clásico, Cronenberg hace lo propio desde lo psicológico. Les une también un gran problema, mientras gente como Lynch consigue aplausos por parte de los críticos más intelectuales, ambos han sido menospreciados desde dicho sector por su tendencia a caer en la serie B, es decir, escaso presupuesto y una predilección por actores de segunda fila en personajes principales. Recientemente Cronenberg ha subido este nivel con unas propuestas más cercana a lo comercial con películas como: "Una historia de Violencia" (2005), "Promesas del este" (2007) y "Cosmópolis" (2012).



Pero, centraré el tema en el director canadiense, antes de que acabe yéndome  por las ramas. Estamos ante un autor con cierto gusto por lo retorcido, planteando un terror con localizaciones cercanas al espectador, en el caso de Scanner; centros comerciales, convenciones etc. Su punto de vista resulta entretenido e inquietante. logra perturbar al público en aquellos lugares donde estos se sienten seguros.

Su realización pasó por varios momentos difíciles, el más importante se dio al iniciar el rodaje antes de tener finalizado el guión y, como su propio autor reconoce; fue algo casi milagroso haber podido terminar este proyecto. Pese a ello "Scanners" es uno de  los films más taquilleros dentro de su filmografía, llegando incluso a contar con cuatro secuelas más. Como es de esperar, ninguna llego a su nivel.



Cronenberg nos ofrece una trama sencilla pero llena de suspense, en algunos casos parece una historia de espionaje a manos de un James Bond más perdido que un pulpo en un garaje y, quizás suene raro pero, de aquí salen ciertos elementos que podremos ver en los "X-Men" de Bryan Singer, eso sí, con sangre y explosiones a raudales. Hablando de esto, pocas veces se han visto en pantalla un efecto tan sádico y tan bien empleado como ese duelo de Scanners a inicios de la película. 


Como suele suceder a lo largo de la obra del canadiense, el protagonista lucha frente a una gran compañía y contra sí mismo (su poder). Además de esto, podemos ver como estos telépatas sufren al igual que sus víctimas, cada vez que hacen uso de su talento, algo que genera incomodidad en el espectador.



Quizás Stephen Lack (Cameron) no sea el actor más adecuado para protagonizar una película, pero, todo es corregido por la participación de Michael Ironside (Revor) y Patrick McHoohan (Dr Ruth); el primero presente en todo momento ya sea mental o fisicamente. El segundo, un roba planos que se come la pantalla cada vez que aparece.

Si te gusta el terror y la ciencia ficción esta película será de tu agrado. Eso sí, preparen toallas por si salpica sangre. Cronenberg es uno de esos directores que me agrada por su forma de jugar con la mente del espectador. 




Extras DVD:


En esta ocasión nos encontramos ante una distribución de la mano de  a contracorriente. Dispone de unos extras bastante simples; Trailer del film, unas fichas tanto del equipo técnico cómo artístico y un  mediometraje,“Stereo”; uno de los primeros trabajos del propio director, con una duración de 62 minutos. Podríamos denominarlo una presentación libre de estos telépatas, desde una perspectiva más centrada en lo sexual. En ambos casos lucha contra la destrucción del individuo, de la esencia de uno, de no ser utilizado por otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario